FR EN IT ES


Erarse una vez

 

                           

                           
Los troncos de roble que se aprovechan para las duelas proceden en su mayoría de nuesros «futaies».

Estos troncos tienen que ser sin defecto, tener un metro mínimo de longitud y ser rectos de hilos. Junto con el corte y la ebanistería, la selección de las duelas se realizan de entre la mejor calidad de los robles de nuestros bosques.

¿Por qué «Futaie»? Futaie, es una plantación de árboles de porte alto, erguido y recto, es sinónimo de tener unos anillos finos y regulares que no siempre se pueden conseguir en el resto de bosques bajos.
Este tronco será luego cortado a lo largo de la madera para entonces ser rajada.
¿Por qué rajada? O proceso de Hendido, se usa para garantizar que no se rompan los vasos leñosos y poder así obtener una duela estanca.
La longitud de las duelas es:
  • de 90 cm hasta 1,15 metros para las duelas del cuerpo.
  • de 45 cm hasta 80 cm para las duelas de los fondos
Algunos robles, como el Roble Blanco Americano, permiten producir duelas serradas sin rajarlas.
Las duelas procedentes de Robles del Este tienen que ser utilizadas o vendidas haciendo mención a ésta denominación.
Una vez fabricadas, éstas duelas estarán puestas en pilas y almacenadas al aire libre durante un período mínimo de 12 meses con el fin de que el agua, el viento y la meteorología produzcan su efecto :
  • Disminución de la higrometría (humedad)
  • Eliminación de los taninos malos
  • Desarrollo de micro organismos
Aquí acaba la labor del especialista del Roble y empieza la del Tonelero :
  • Juntar las duelas cuyo huso, a lo largo y al bies de su espesor durán la forma a la barrica
  • Fabricación de los fondos
  • Montage de los cascos
El tostado, secreto y "savoir-faire" único de nuestros Maestros Toneleros.

Este tostado permitirá:
a- el reblandecimiento de las fibras de la madera para cimbrar los cascos.
b- Completar la personalidad del Roble brindándole ciertos aromas de pan tostado, de vainilla, etc. que luego se adivinarán en las catas.

El tiempo de tostado dependerá del producto final que el cliente desee. Este tiempo lo interpreta el maestro tonelero de acuerdo al roble y las necesidades del vino.

Junto con el secado, el tostado es el elemento esencial para la calidad de la barrica después de su primer criterio que es la estanqueidad.

No nos olvidamos de que la barrica fué inicialmente un ustensilio de almacenamiento antes de servir para la crianza del vino
Se juntarán luego los cascos y los fondos para dar luz a la barrica en su estado puro.

Sufrirá luego la presión conjunta de agua y aire, para revelar eventuales escapes y sustituir el elemento defectuoso.
El acabado.
Al igual que el Ebanista, el Tonelero presta a su barrica una atención peculiar:
  • los zunchos utilizados durante el tostado se verán sustituidos por zunchos galvanizados
  • la barrica es luego pulida y acabada como si fuera un verdadero mueble
  • por fin recibe su marca, su tipo de tostado y el origen del Roble.


La barrica sale de nuestra tonelería para llegar a la bodega del Viticultor.

Allí acaba el trabajo del Tonelero, salvo renovación y reparación.
Mentions Légales - Contact - Création web : www.roke.fr